Presentación

El Programa Universitario para la Discapacidad (PROUDIS) surge como proyecto en Agosto de 2007, gracias a la iniciativa del M. en C. Miguel Ángel Aguayo López, entonces Rector de la Universidad de Colima, quien preocupado por la comunidad Universitaria con discapacidad decidió poner en marcha el ahora Programa Universitario.

El presente programa está pensado en los estudiantes y trabajadores con algún tipo de discapacidad al interior de la Universidad de Colima. Entendiendo la discapacidad como una deficiencia física, mental o sensorial, de naturaleza permanente o temporal, que limita la capacidad de ejercer una o más actividades esenciales de la vida diaria, y que puede ser causada o agravada por el entorno económico y social (OEA, 7 de junio de 1999).

Las personas con discapacidad se enfrentan día con día a diferentes obstáculos que van desde barreras físicas hasta barreras sociales, como el caso de la discriminación (Conapred.org, 2008). Aunque por otra parte, diversos organismos como la ONU, instituciones gubernamentales o públicas se preocupan por dar un mayor apoyo a las personas con algún impedimento. Tal es el caso del DIF en México o el INCODIS en la ciudad de Colima, por citar algunos ejemplos.

En nuestro país, en los últimos años se han realizado importantes avances en materia de  discapacidad, misma que ha quedado establecida conforme a derecho, generando con ello diversas oportunidades, y buscando además el desarrollo integral de dichas personas, como lo marca la Ley General Para la inclusión  de las  Personas Con Discapacidad y la Ley para la Integración y Desarrollo Social de las Personas con Discapacidad del Estado de Colima, reformada en el decreto 120, el 11 de Julio de 2007.

En el Estado de Colima, a nivel municipal, se observan diferencias mínimas en las proporciones de población con alguna discapacidad física o mental. Ocho municipios presentan porcentajes de población con discapacidad superiores al registrado a nivel estatal y sólo en Villa de Álvarez y Manzanillo son menores a dicho promedio. A Minatitlán le corresponde la mayor proporción con 2.8 por ciento; le siguen en importancia Armería y Colima con 2.7%, en cada caso. Cabe destacar que tanto el porcentaje estatal como el de todos los municipios son superiores al registrado en el país.

Según el Censo que realizó el INEGI en el año 2000 ésta es la distribución porcentual de la población con discapacidad según tipo; Motriz  46.0%, Visual  29.2%, Auditiva 15.4%, Mental 14.6%, De lenguaje 3.9% y Otra  1.1%.

Según las cifras del censo del 2000, tanto en el ámbito estatal como en el nacional, la discapacidad de tipo motriz es la más común en la población, ya que 46 de cada 100 tienen limitación para mover sus brazos o piernas. Le sigue en importancia la visual, cuya proporción estatal es mayor en 3.2 puntos a la media nacional; en tanto que la situación es a la inversa en los tipos mental y del lenguaje, pues los datos son menores a los nacionales en alrededor de una unidad. Si bien estas cifras no reflejan la realidad actual, sí nos dan un indicador que permite conocer la necesidad creciente a la que se enfrentan las personas con discapacidad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.